Medidas de PCI en España. Marcos legislativos: constructivo y laboral [26/03/2024]

El riesgo de incendio no se percibe en nuestra sociedad, ni como un riesgo importante, ni tampoco como un riesgo próximo, que nos pueda afectar directamente. Existen otros muchos riesgos que preocupan de forma más directa a los ciudadanos españoles, como es, por ejemplo, el de caer enfermos, o el de la seguridad frente al robo o el atraco.

El concepto vago y distante, existente en nuestra sociedad, sobre la protección contra incendios en edificios e industrias, es el de que existen unas normas, reglamentos, ordenanzas, etc. que obligan a los constructores de edificios y a los empresarios a instalar determinados aparatos o medidas de PCI para cumplir con la ley, y que sin ese cumplimiento las autoridades no conceden los permisos de construcción o las licencias de apertura.

Por ello, cada vez que se produce un grave incendio la mayoría de los ciudadanos se pregunta, ¿pero es que no tenía licencia, o es que tenía licencia sin haber cumplido la normativa? Pero no es esa la cuestión, lo que cuenta es si el edificio o la industria siniestrada contaba o no con las medidas adecuadas de protección de incendios, que, de haber existido, habrían prevenido el siniestro o limitado sus consecuencias.

Otros países, especialmente los anglosajones, tienen una sensibilidad muy distinta ante el riesgo de incendio, y han desarrollado unas estructuras legales, y sociales muy diferentes a las nuestras en lo que a la seguridad contra incendios se refiere.

El marco de la PCI en España

En España, las obligaciones en materia de PCI derivan de dos marcos legales, el constructivo, en la actualidad constituido por el CTE-DBSI, el RSCIEI y el RIPCI, y el laboral que establece la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), trasposición de la Directiva Europea Marco 89/391/CEE.

El marco constructivo, el más conocido por los ciudadanos; es el que exige el cumplimiento formal de los requisitos establecidos en el código o reglamentación aplicable, y que ese cumplimiento sea intervenido y avalado por la actuación de un técnico competente, arquitecto y/o ingeniero según la administración correspondiente. El RIPCI exige que las diversas instalaciones requeridas de PCI sean instaladas, revisadas y mantenidas por empresas autorizadas que cuentan con sus correspondientes técnicos competentes.

Nadie cuestiona la eficacia, mayor o menor adecuación de las medidas; ni los servicios de bomberos inspeccionan los edificios ni las industrias. Si se produce un incendio (en los últimos años llevamos unos cuantos) solo cabe hacerse la pregunta de si tenía o no tenía licencia, o si cumplía la normativa, y en caso afirmativo ante las dos cuestiones, ¿estaría de Dios?

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), que afecta a todos los lugares de trabajo, por el contrario, no contempla el cumplimiento formal, pero exige la eficacia de la protección, y hace responsable de dicha eficacia al propietario, empresario o ejecutivos al mando.

La piedra angular de este marco legislativo es la de la evaluación inicial y periódica del riesgo de incendio, la adopción de cuantas medidas preventivas sean necesarias, el control de la efectividad de dichas medidas, la planificación de la prevención desde el mismo momento del diseño del proyecto empresarial, y la información, formación y entrenamiento de los trabajadores en materia preventiva.

Y la realidad es que, con la excepción de los edificios dedicados exclusivamente a vivienda, la mayoría de la edificación industrial y no industrial son lugares de trabajo, y por tanto deben cumplir con la LPRL en la forma expuesta.

Los errores

Creemos que es la actitud distante de nuestra sociedad, ante el riesgo de incendio, la que hace que muchas personas, supuestamente informadas sobre el mundo de la PCI, se hagan consideraciones erróneas como:

  • “El riesgo de incendio no es un riesgo laboral”. Se trata a la hora de la construcción.

Es obviamente un grave error. El riesgo de incendio en un lugar de trabajo afecta a la seguridad de los trabajadores.

  • “La LPRL no se aplica a los ocupantes que no son trabajadores”. Deben querer referirse a los clientes en caso de un gran centro comercial, o a los pacientes de un hospital, o a los alumnos de un centro docente.

De nuevo, un planteamiento erróneo. El artículo 20 de la LPRL, Medidas de emergencia, dice textualmente: El empresario, teniendo en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, así como la posible presencia de personas ajenas a la misma, deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias…

  • “El cumplimiento del marco constructivo de PCI es suficiente”.

Un error más: puede ser o no ser suficiente y precisar de medidas adicionales o diferentes a las exigidas, de forma genérica y de mínimos, al edificio que alberga el lugar de trabajo.

No se pretende abordar en este artículo la totalidad de matices que presenta el marco y oportunidad establecidos por la LPRL para un mejor abordaje de la seguridad contra incendios en nuestro país. Lo haremos en otros sucesivos, si nos lo autorizan.

Noticia relacionada: Jornada de mejora en la Seguridad Contra Incendios

Redacción OPRA
Author: Redacción OPRA

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario la navegación a través de una página web (técnicas), para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento de los usuarios (analíticas), que permiten la gestión de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web (publicitarias) y cookies que almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo elaboración de perfiles (análisis de perfiles). Si acepta este aviso consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. View more
Cookies settings
Aceptar
Rechazar
Privacidad y Política de Cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://opra.info

Comentarios

Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam.

Medios

Si subes imágenes a la web, deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de ubicación de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando accedas, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de acceso y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de acceso duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas «Recuérdarme», tu acceso perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de acceso se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras webs se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Con quién compartimos tus datos

Si solicitas un restablecimiento de contraseña, tu dirección IP será incluida en el correo electrónico de restablecimiento.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente, en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam.
Save settings