Pasado el tiempo de “excitación” que los siniestros como el incendio de Campanar -Valencia, España- del pasado 22 de febrero conllevan, y con las aguas volviendo a su cauce, cabe realizar el necesario ejercicio de reflexión ante la potencialidad de siniestros que como este pueden recurrentemente volver a ocurrir tal y como machaconamente nos lo recuerda la hemeroteca.

Autor: Francisco Echeverría. Doctor por la Universidad Pública de Navarra
Publicación: Web OPRA www.opra.info • 4 de abril de 2024

Qué decir que no se haya dicho ya en reconocimiento a la intervención de los bomberos en este incendio, reflejado excelentemente en el comunicado del GIE (Grupo de Incendios Estructurales) que hemos podido leer publicado en OPRA el 1 de marzo.

Quiero referirme a situaciones redundantes que se dan con relativa frecuencia, pero pasado un tiempo, y aún cuando siempre se aprende algo de ellas, son contadas las medidas que se adoptan en relación a prevenirlas.

Sirva de ejemplo lo ocurrido en La Laguna en 1964 cuando un incendio calcinó la iglesia de San Agustín y 42 años después otro incendio, también en La Laguna, destruyó por completo la sede del Obispado de Tenerife, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, patrimonio de la UNESCO.

Y DESPUÉS ¿QUÉ?

Me consta que algunos servicios de emergencia han adoptado medidas de cara a prevenir y analizar potenciales actuaciones en situaciones similares que ayuden a evitar la trágica pérdida del patrimonio y la cultura, pero ¿y el resto de servicios?
Quien fuera jefe de bomberos en Oxford, y posteriormente de Cambridge, ciudades que bien sabemos disponen de un gran patrimonio histórico artístico, nos explicaba entre otras cosas cómo los bomberos conocían a la perfección los edificios singulares, así como el valor de su contenido y disponían de un registro en el que se catalogaba en función de este, priorizando su evacuación en función del mismo y nos señalaba por ejemplo las instrucciones que tenían en el sentido de cómo debían, llegado el momento, desprenderse de los marcos de los cuadros con el fin de salvar las pinturas.

Cuántos museos, archivos, edificios singulares o de gran altura, ermitas, catedrales, palacios, hoteles, industrias, residencias, colegios, etc. etc. hay que deberían ser visitados, catalogados, “inspeccionados”, “supervisados” por el personal de los servicios de emergencia a la hora de comprobar sus instalaciones, detectar potenciales anormalidades y establecer los protocolos de actuación ante una potencial intervención.

Cuántos son los locales de pública concurrencia, de ocio, exposiciones, exhibición, festivales, discotecas, garajes, etc. etc. que deben ser inspeccionados a lo hora de conocer su distribución y comprobar que cumplen con las medidas exigidas por la normativa y cuentan con las mismas en perfecto estado de conservación y funcionamiento, situación esta que por ejemplo se pudo comprobar no cumplían las salidas de emergencia en el incendio ocurrido en la madrugada del 1 de octubre en Murcia que arrasó dos discotecas y causó la muerte de 13 personas.
¿Cuántos son los expedientes que se incoan por parte de los servicios de intervención tras realizar una visita de prevención e inspección?

Hace un tiempo, en OPRA publiqué el artículo titulado “Proactividad vs Reactividad en Prevención de Riesgos” de los servicios de emergencia, donde textualmente hacía referencia a que: “No podemos hacer nada respecto a lo ocurrido, pero sí se puede trabajar para tratar de evitar que se vuelvan a producir y es ahí, en ese trabajo llamado “PREVENCIÓN” e “INSPECCIÓN” donde se debe incidir”.

“Hay que dejar solo de reaccionar ante los riesgos una vez que estos se han materializado. Tomar la iniciativa, no esperar a que pasen las cosas o los accidentes, ir un paso por delante de los acontecimientos, actuar de manera planificada son pautas propias de la proactividad”.

“Queda meridianamente demostrado que la proactividad en las labores de prevención y de inspección de potenciales riesgos tiene efectos positivos en la seguridad de los ciudadanos, de sus bienes y del medioambiente, lo que no está tan claro es la razón por la que no se actúa proactivamente en las labores de prevención e inspección con el rigor y el compromiso que ello requiere”.

Acababa diciendo: “Veremos”

No solo las labores de extinción de incendios y salvamento son propias de bomberos, también y entre otras lo son las de prevención, investigación, inspección, concienciación y formación que deben formar parte activa de su cartera de servicios evitando que estas decaigan en terceros.

Hay que ser proactivo ante las emergencias para lo cual los servicios de emergencia deben movilizarse, formarse, adquirir conocimiento, anteponerse a lo que pueda acontecer, concienciar, formar, informar y llegado el momento, denunciar.

Como dice un colega de reconocido prestigio: “Hay que procurar llegar a los siniestros antes de que estos ocurran”.

Pues eso, Veremos.

Artículo relacionado: Medidas de PCI en España. Marcos legislativos: constructivo y laboral

Artículo relacionado: Actualización de la legislación de PCI en España

Noticia relacionada: Jornada de mejora en la Seguridad Contra Incendios

Redacción OPRA
Author: Redacción OPRA

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario la navegación a través de una página web (técnicas), para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento de los usuarios (analíticas), que permiten la gestión de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web (publicitarias) y cookies que almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo elaboración de perfiles (análisis de perfiles). Si acepta este aviso consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. View more
Cookies settings
Aceptar
Rechazar
Privacidad y Política de Cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://opra.info

Comentarios

Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam.

Medios

Si subes imágenes a la web, deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de ubicación de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando accedas, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de acceso y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de acceso duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas «Recuérdarme», tu acceso perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de acceso se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras webs se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Con quién compartimos tus datos

Si solicitas un restablecimiento de contraseña, tu dirección IP será incluida en el correo electrónico de restablecimiento.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente, en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam.
Save settings