Hay que cambiar la legislación de incendios en RESIDENCIAS

Tres nuevas ancianas muertas en una residencia en la Comunidad de Madrid (España) ponen de actualidad la propuesta de este Observatorio de modificar la legislación española de protección contra incendios en las residencias de mayores, que son los edificios públicos en que más muertes por incendio se producen.

Autor: Javier Larrea. Presidente del Observatorio de Prevención de Riesgos y Accidentes
Publicación: Web OPRA www.opra.info • 21 de febrero de 2024

No voy a rehacer el listado trágico de los incendios de residencias con víctimas mortales, pero sí que voy a repetir lo dicho en algunos artículos anteriores y voy a recordar lo que sabemos hasta ahora y replicar las lecciones que ya deberíamos haber aprendido.

  • Cada cierto tiempo se producen incendios en las residencias geriátricas.
  • Gran parte de estos incendios fatales se producen por la noche.
  • A la vista de los resultados la detección de incendios existente no es capaz de alertar de una forma lo suficientemente temprana como para poder actuar en la extinción del incendio.
  • Sería necesaria una detección precoz para poner en marcha una evacuación eficaz de las personas residentes, muchas de ellas incapacitadas para hacerlo por su cuenta.
  • En las residencias no se dispone por la noche de suficiente personal como para realizar una evacuación rápida de todas las posibles personas (muchas de ellas con problemas de movilidad) que se encuentren en el sector de incendio afectado por el fuego y humo.
  • No parece que se cumpla el artículo 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que exige que “el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva”.

Lecciones por aprender

Resulta evidente que tras cada incendio trágico nadie hace balance ni análisis ni prospección alguna sobre lo ocurrido con fines preventivos, por lo que no se culmina en esas enseñanzas que se suelen llamar “lecciones aprendidas”. Como esto no ocurre, me permito aportar lo que voy a llamar “lecciones por aprender”:

  • Los inspectores no solo deben visitar las instalaciones, además deben de inspeccionarlas.
  • La legislación debe regular sin lugar a ninguna duda que todos los espacios de todos los edificios utilizados como residencias de mayores pertenecen al uso Hospitalario y deben exigírseles las medidas de PCI de este uso edificatorio, y sin resquicios para que se puedan considerar otros usos dentro del mismo volumen edificatorio.
  • Necesidad de modificar la legislación de protección contra incendios en los edificios de uso hospitalario para que proteja a las personas independientemente de la altura, superficie u ocupación del edificio. Ver artículo ¿A quién protege la legislación de PCI?
  • La instalación de detección de incendios en las residencias debe abarcar todos los espacios incluyendo dormitorios y baños.
  • En las residencias se debe habilitar una sala o espacio para fumadores, por supuesto, con detección de incendios.
  • Se debe permitir que en las residencias haya habitaciones de fumadores donde los fumadores puedan fumar sin causar perjuicio a los demás ocupantes del edificio. Por supuesto con detección de incendios.
  • La dirección y personal de las residencias deben ser absolutamente intolerantes con el hábito de fumar fuera de las zonas permitidas.
  • Suele ocurrir que algunas actividades se establecen en municipios próximos a las capitales, en parte porque los terrenos y las construcciones son más baratas y también porque los ayuntamientos son más laxos en la concesión de licencias y ocurre en que en las poblaciones de la provincia no es de aplicación la ordenanza municipal de incendios de la capital por lo que hay menos exigencias. Los jefes de bomberos comarcales y provinciales han de ser el motor de la reivindicación de Ordenanzas provinciales de incendios, ya que les debería preocupar la desprotección de los ciudadanos que atienden, en comparación con los de las capitales que sí que tienen Ordenanza municipal de prevención de incendios.
  • Se debe equipar a las residencias y geriátricos con colchones ignífugos.
  • Más allá de la viabilidad económica de las residencias, ha de reflexionarse sobre la “sostenibilidad de la seguridad” en las pequeñas residencias donde tan solo hay una o dos personas al cargo de todos los residentes durante la noche, cuando todos sabemos que en caso de incendio no podrán realizar apenas ninguna tarea de las exigibles en un plan de autoprotección factible.
  • Se ha de reforzar la formación de los empleados de las residencias en prevención de incendios y en qué hacer en caso de emergencia.
  • Naturalmente, los servicios de bomberos han de realizar las investigaciones pertinentes que les puedan aportar información suficiente de por qué se ha producido el incendio, su propagación y las razones porque se han producido las víctimas y cómo podrían haberse evitado.

Y, por supuesto, los departamentos de prevención de los servicios de bomberos deberían inspeccionar con regularidad estos edificios donde debemos garantizar que nuestros mayores disfruten con la máxima seguridad del tiempo de vida que les queda.

Una nueva legislación

  • El objetivo de la nueva legislación debe partir del principio de que la seguridad contra incendios ha de ser la protección de los ocupantes y usuarios, no de los edificios. En vez de edificios o locales, o espacios de riesgo especial, hay que hablar de personas, de ocupantes vulnerables.
  • Una nueva normativa tiene que considerar la detección de incendios obligatoria en todos los locales de las residencias de mayores, o personas que tienen limitada su movilidad. Y hay que dar el paso para exigir la extinción automática en todos los espacios sin excepción: una habitación de una residencia tiene que ser un santuario de la seguridad.

Es muy probable que los técnicos del gobierno del Estado responsables de promover los cambios de la normativa de protección contra incendios de España no lean los artículos de este portal, así que, si tienes acceso a ellos, por favor, házselo llegar.

Artículo relacionado: Incendios en residencias: una legislación obsoleta

Artículo relacionado: Prevención de incendios en residencias

Artículo relacionado: Una tragedia que se repetirá

Redacción OPRA
Author: Redacción OPRA

Entradas relacionadas

5 comentarios en «Hay que cambiar la legislación de incendios en RESIDENCIAS»

  1. Actualmente las residencias suelen tener 100 o mas personas ingresadas y de noche solo 2 cuidadores para todas, algunas de ellas con movilidad reducida alojadas en pisos altos, lo que hace casi imposible una evacuación. La única respuesta posible a un incendio es la seguridad pasiva (sector de incendios en cada habitacion, apàrte de los lugares donde ya obliga el CTE) y la respuesta automática, detección y sprinklers. Tampoco creo oportuno minimizar las exigencias de seguridad según el tamaño de la residencxia.

    1. Totalmente de acuerdo con tus comentarios. Hay que partir de la premisa de que las residencias de ancianos son inevacuables. Además, debe incrementarse la formación de los policías porque suelen ser los primeros en llegar e iniciar la evacuación, obviando la sectorización como método más eficiente. Las puertas de los dormitorios deberían estar cerradas, una forma muy sencilla y económica de sectorizar.

  2. Puesto que, en definitiva, la seguridad es un problema de mentalizacion y de presupuesto, sugiero que sean los bomberos los que formen un loby para que influyan en los partidos y doten suficientemente los presupuestos para aumentar la seguridad. ¿Se ha hecho alguna visita de partidos dirigida por bomberos a las Residencias? No, padre.

  3. Estoy de acuerdo que hay que modificar la ordenanza actual para las residencias de personas mayores, ya que se ha de prevenir el incendio lo antes posible y se ha de disponer en caso de incendio una conexión automática con la policía municipal y los bomberos, para que ambos cuerpos puedan acudir a la residencia afectada por el incendio y conjuntamente con el propio personal del centro, puedan efectuar la evacuación de los residentes afectados.
    Se deben realizar simulaciones de incendio para estar todo el mundo alertado, residentes y personal.
    La instalación de esprinklers, deberia ser obligatoria en las residencias.

  4. Saludos a todos.

    Los comentarios son acertados, pero se debe ir muuuuuucho más allá. Tenemos en este país una descoordinación plena y total de todas y cada una de las administraciones. Ejemplo, el ministerio de industria exige en el RD 513/2017, la existencia de responsables técnicos, con un título universitario con competencia específica en la materia (ingeniero en PCI), y el ministerio de educación no tiene NPI, de que debe existir una carrera universitaria en PCI. De hecho no existen estudios reglados de protección contra incendios en este país, TREMENDO.

    O unificar reglamentos y globalizarlos. Tenemos reglamentos que en lo industrial “tocan” la protección activa y la pasiva, RD2267/2004, mientras que el RIPCI (RD 513/2017), no toca la protección pasiva. De hecho en España no existe el instalador de protección pasiva (OTRO GRAN PROBLEMA). La pasiva se “toca” en el CTE DBSI, pero como este no tiene contenido inspeccionable, pues en instalaciones no industriales la pasiva ni se TOCA. Como consecuencia, tenemos instalaciones no industriales afectadas por el RD 513/2017 RIPCI y el RD 314/2006 CTE DBSI, en los que los inspectores de OCAs no inspeccionan los sistemas pasivos (sectores de incendios, puertas RF, etc…) por lo que tenemos, en este caso, RESIDENCIAS de MAYORES que cumplen la legislación aplicable, totalmente vulnerables, por tener rota la sectorización, UN DESPROPÓSITO TOTAL, ya ni hablamos de los lugares que no pasan inspección obligatoria.

    Este otro problemón. La legislación nacional, ya sea industrial o no industrial, obliga al inspeccionado a “PAGAR” al inspeccionador, con lo cual los organismos de control autorizados, tienen una relación clientelar con los inspeccionados, eso sin hablar de los precios a los que se hacen esas inspecciones. En temas de seguridad, la libre competencia es un CANCER, a menos precio menos seguridad. Es decir, aún estamos en pañales en PCI, y lo peor es que solo nos acordamos de Santa Barbara cuando truena. Estos incendios que están pasando (Discoteca en Murcia, Residencia en Madrid, Edificio en Valencia), en un par de semanas se habrán olvidado.

    Podría seguir, pero solo soy una gota de agua en un océano. Ojalá alguien con criterio y suficiente poder, tome cartas en el asunto. En España habemos muy buenos técnicos, dispuestos a ayudar

    Estas opiniones no pretenden faltar al respeto a nadie. Saludos a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario la navegación a través de una página web (técnicas), para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento de los usuarios (analíticas), que permiten la gestión de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web (publicitarias) y cookies que almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo elaboración de perfiles (análisis de perfiles). Si acepta este aviso consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. View more
Cookies settings
Aceptar
Rechazar
Privacidad y Política de Cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://opra.info

Comentarios

Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam.

Medios

Si subes imágenes a la web, deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de ubicación de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando accedas, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de acceso y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de acceso duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas «Recuérdarme», tu acceso perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de acceso se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras webs se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Con quién compartimos tus datos

Si solicitas un restablecimiento de contraseña, tu dirección IP será incluida en el correo electrónico de restablecimiento.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente, en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam.
Save settings