Actualización de la legislación de PCI en España

El 17 de marzo de 2024 ha alcanzado la mayoría de edad el Código Técnico de la Edificación -CTE- promulgado en 2006 en tiempos del presidente Zapatero. Fue una importante refundición de las normas de construcción en España y en dicho código se integraron las principales normas de seguridad contra incendios que afectaban a la mayor parte de los edificios. Ahora que cumple 18 años nos preguntamos si es necesario pensar en una actualización.

Autor: Javier Larrea. Presidente del Observatorio de Prevención de Riesgos y Accidentes
Publicación: Web OPRA www.opra.info • 18 de marzo de 2024

Cuando un código legislativo alcanza la mayoría de edad no es como una persona que alcanza la plenitud de facultades, sino que puede suceder que se haya hecho viejo; el CTE no es ya el código de esta generación sino de la generación anterior y por lo tanto puede ser susceptible de ser revisado. Con la entrada en vigor del CTE la legislación de protección contra incendios se incorporó a un corpus legislativo que trataba de la construcción de edificios. Así ha sido en el Estado español y parece que va a seguir siendo así, aunque quizás podría ser de otra manera.

La estructura de la normativa de la protección contra incendios en España

Si el Estado español se plantease una reforma de la legislación que regula la protección contra incendios quizás habría que empezar por analizar y reorganizar la distribución competencial entre los ministerios que se ocupan de la seguridad de las personas en caso de incendio.

Veamos cuáles son:

El ahora Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana tiene la competencia del CTE regulando la PCI en todo tipo de edificios excepto los industriales.

El Ministerio de Industria que mantiene la competencia en la seguridad contra incendios en los edificios industriales en un único reglamento que pretende regular en un único texto desde las actividades industriales más pequeñas hasta las más grandes. Por otra parte, también regula las condiciones de los equipos de protección contra incendios (RIPCI) y sus condiciones de instalación cuando debiera limitarse a las condiciones de seguridad de fabricación.

Por su parte el Ministerio de Interior que tradicionalmente ha sido el competente para la seguridad de las personas en las situaciones de grave riesgo, catástrofe y calamidad pública (protección civil), se ocupó también del Reglamento de espectáculos y más recientemente promulgó la Norma Básica de Autoprotección de 2007 (NBA) en la que regula la seguridad de las personas en los centros y establecimientos que puedan dar origen a situaciones de emergencia.

Además, el Ministerio de Trabajo, que promulgó en 1997 la Ley de Prevención de Riesgos Laborales reservándose la competencia exclusiva de la seguridad de las personas en tanto en cuenta estuviesen en sus centros de trabajo, a través de la Inspección de trabajo, al margen de que esos edificios ya tuviesen una regulación dependiente de otro ministerio, produciéndose una duplicidad competencial en materia de incendios.

Distribución competencial territorial

Pero tenemos otra distribución competencial territorial al margen del Estado que hemos de tener en cuenta. Son las CCAA que siguiendo el proceso de descentralización del Estado no han resistido la tentación de elaborar normas propias de Espectáculos, Normas Autonómicas de Autoprotección e incluso Reglamentos de Prevención de Incendios. También los han hecho las diputaciones provinciales.

Por otra parte, tenemos a los Ayuntamientos que partiendo del principio de que las normas nacionales son de mínimos y acogiéndose al principio de soberanía municipal consagrado en la Ley de Bases de Régimen Local de 1985 no solo tienen facultades para elaborar Ordenanzas de prevención de incendios en sus municipios, estableciendo aquellas condiciones y requisitos que consideren para una mayor seguridad de sus vecinos, sino que además son quienes disponen de la administración más próxima y capaz para hacer cumplir las condiciones de seguridad, con personal funcionario para llevar a cabo la inspección y cumplimiento de todo lo que sucede en su demarcación. Eso sí, un alcalde puede preocuparse por la seguridad de los ciudadanos que estén en su municipio, en la calle, y en todo tipo de edificios e instalaciones, pero si los ocupantes de esos edificios son trabajadores en su centro de trabajo y en su jornada laboral, el alcalde y su corporación no tienen por qué preocuparse por ellos pues están bajo la competencia nacional de la Inspección de Trabajo del Ministerio de Trabajo.

Algunos cambios

Centrando las propuestas de actualización de la normativa en el CTE en incendios deberíamos tener en cuenta la realidad estadística y los últimos siniestros para identificar nuestros puntos débiles que son principalmente dos:

  • Las víctimas mortales en incendios de vivienda suponen cada año el 75% de todas las víctimas mortales en incendio en edificios. Entre otras cuestiones hay que dar más importancia a la garantía de la evacuación exigiendo requisitos más rigurosos a las escaleras de evacuación. Y ES URGENTE la exigencia de detectores domésticos de incendio.
  • Los edificios públicos que más víctimas mortales aportan cada año son las residencias de mayores. Hay que garantizar la seguridad de todos los residentes por igual independientemente de la superficie, altura del edificio o número de ocupantes.

En ambos casos lo que hay poner es a las personas en el centro de la protección por parre de la normativa. Hay que proteger a las personas no a los edificios.

Nuevos riesgos

También hay que regular los riesgos emergentes como las instalaciones fotovoltaicas y los riesgos de los vehículos eléctricos con baterías de litio y los puntos de recarga en edificios y garajes.

Estimado lector, nos gustaría saber qué ideas tienes sobre los cambios que deberían hacerse en materia de PCI en España y que si no los hace el Estado deberían hacerse a nivel local o autonómico.

Noticia relacionada: Jornada de mejora en la Seguridad Contra Incendios

Artículo relacionadoHay que cambiar la legislación de incendios en RESIDENCIAS

Artículo relacionadoIncendios en viviendas: ¿a quién protege la legislación de PCI?

Vota en la encuesta actual de la web:

¿Es urgente actualizar la normativa de PCI en España?

Redacción OPRA
Author: Redacción OPRA

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Actualización de la legislación de PCI en España»

  1. En mi opinión, la protección contra incendios debería dividirse en medias estructurales (básicamente, los sistemas PCI pasivos) que mantendría en el CTE y encuadrado en un ministerio que abarque todo tipo de construcción (Incluidas las industriales). Por otro lado, deberían plantearse medidas no estructurales, que abarquen los sistemas activos de PCI y planes de autoprotección, bajo el paraguas del Ministerio del Interior (Protección Civil).
    Como bien se plantea, se debe ubicar la protección de las personas en el centro (ya sea que estén en su centro de trabajo, en el cine, visitando a sus abuelos o durmiendo la siesta en el sofá) y que la legislación orbite alrededor de ese concepto, atendiendo a las nuevas realidades tecnológicas y a las estadísticas.
    En cuanto a competencias administrativas, sería más efectiva la tutela única del Estado, para evitar que un ciudadano esté más o menos protegido en función de donde resida, dejando a los ayuntamientos el poder de asegurar que se cumpla la norma estatal en sus respectivos territorios.
    En último lugar, se precisa una mayor actividad inspectora (y sancionadora) para garantizar el cumplimiento normativo, y por ende, la salvaguarda de la seguridad humana. Aunque antes de llegar a las medidas coercitivas, es deseable que se fomente la cultura de riesgos y la cultura preventiva ya desde las aulas.
    Un saludo

    1. De acuerdo en casi todo Fran,
      la estructura competencial ministerial que propones creo que sería un gran avance pero exige un cambio de filosofía.
      En cuanto a la legislación estatal considero oportuno que debe ser el marco de referencia pero me temo que los legisladores nacionales están sometidos a la presión de los grandes lobbies y por eso a veces se quedan cortos en las exigencias. Creo que la administración autonómica y local puede aportar mejoras en la normativa que a la larga se incorporarán a la legislación nacional.
      Saludos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario la navegación a través de una página web (técnicas), para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento de los usuarios (analíticas), que permiten la gestión de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web (publicitarias) y cookies que almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo elaboración de perfiles (análisis de perfiles). Si acepta este aviso consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. View more
Cookies settings
Aceptar
Rechazar
Privacidad y Política de Cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active

Quiénes somos

La dirección de nuestra web es: https://opra.info

Comentarios

Cuando los visitantes dejan comentarios en la web, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, así como la dirección IP del visitante y la cadena de agentes de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam.

Medios

Si subes imágenes a la web, deberías evitar subir imágenes con datos de ubicación (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes de la web pueden descargar y extraer cualquier dato de ubicación de las imágenes de la web.

Cookies

Si dejas un comentario en nuestro sitio puedes elegir guardar tu nombre, dirección de correo electrónico y web en cookies. Esto es para tu comodidad, para que no tengas que volver a rellenar tus datos cuando dejes otro comentario. Estas cookies tendrán una duración de un año. Si tienes una cuenta y te conectas a este sitio, instalaremos una cookie temporal para determinar si tu navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se elimina al cerrar el navegador. Cuando accedas, también instalaremos varias cookies para guardar tu información de acceso y tus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de acceso duran dos días, y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si seleccionas «Recuérdarme», tu acceso perdurará durante dos semanas. Si sales de tu cuenta, las cookies de acceso se eliminarán. Si editas o publicas un artículo se guardará una cookie adicional en tu navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID del artículo que acabas de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, vídeos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otras webs se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado la otra web. Estas web pueden recopilar datos sobre ti, utilizar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros, y supervisar tu interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de tu interacción con el contenido incrustado si tienes una cuenta y estás conectado a esa web.

Con quién compartimos tus datos

Si solicitas un restablecimiento de contraseña, tu dirección IP será incluida en el correo electrónico de restablecimiento.

Cuánto tiempo conservamos tus datos

Si dejas un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar comentarios sucesivos automáticamente, en lugar de mantenerlos en una cola de moderación. De los usuarios que se registran en nuestra web (si los hay), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores de la web también pueden ver y editar esa información.

Qué derechos tienes sobre tus datos

Si tienes una cuenta o has dejado comentarios en esta web, puedes solicitar recibir un archivo de exportación de los datos personales que tenemos sobre ti, incluyendo cualquier dato que nos hayas proporcionado. También puedes solicitar que eliminemos cualquier dato personal que tengamos sobre ti. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

Dónde enviamos tus datos

Los comentarios de los visitantes puede que los revise un servicio de detección automática de spam.
Save settings